MAPAS CONCEPTUALES


Marta Niño Fuentes.

Cecilia Santamaría Martín-Bejarano.

 Doble grado de Trabajo Social y Educación Social.

 Curso: 1º Nº del grupo: 11



Esquema sobre algunos ámbitos de la intervención del Educador Social:




Make your own mind maps with Mindomo



Dijo Abraham Lincoln “Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son”… Miles de veces hemos oído hablar  de discapacitados y capacitados, de hombres afeminados y de mujeres machorras…pero nadie se ha puesto a pensar que todos somos personas, nacemos personas y merecemos que nos traten como tal.
Las distinciones son el eje principal de la labor del educador social. En nuestro caso hemos elegido tres ámbitos de actuación de nuestra futura profesión, como son mediación familiar, inmigración y violencia de género.
La mediación familiar, es un ámbito que es muy tratado en los colegios e institutos, ya que el alumno ésta en fase de crecimiento y se ésta definiéndose como persona, por lo que los padres necesitan saber cómo llegar a sus hijos. No solo se requiere la labor del educador social, cuando hay conflicto, sino como asesoramiento y seguimiento de los alumnos, así los padres y los hijos podrán tener una correcta compenetración y comprenderse mutuamente.
En cuanto, a la inmigración sabemos que es un problema que está muy arraigado en nuestra sociedad, las personas no visualizan a las personas, sino que visualizan su raza, su acento y sus costumbres diferentes, hablan de personas, diferenciando las nacionalidades y se olvidan de nuestros orígenes, cuando tuvimos que emigrar…pero claro mientras yo sea español y no me atañe a mí, no es mi problema. Es por eso que el educador debe actuar no solo auxiliando a los inmigrantes, sino en la medida de concienciar a una parte de la sociedad que vive apartada de los inmigrantes, por miedo ¿a qué?
La violencia de género, radica en la superioridad de un sexo sobre el otro, en la mayoría de veces en la superioridad del hombre frente a la mujer, una mujer que vive tan encerrada en su inferioridad que lo ha interiorizado y ya no siente dolor. Los educadores sociales tratan de hacerles ver a esas mujeres que el pozo tiene agua y que siempre hay alguien para sacarlas a flote, que se vean como lo que son, mujeres, que luchan y se enfrentan ante el hombre, porque sí que es verdad que somos diferentes, eso es cosa de la naturaleza que nos dio órganos reproductores distintos, pero no somos inferiores, ni mucho menos débiles.
La propia sociedad a la que pretenden ayudar los educadores sociales vive cegada por la venda del prejuicio, desprestigiando esta profesión. Cuando alguien se matricula en esta carrera no es que sea menos inteligente, ni más honrado que él que se matricula en finanzas y contabilidad, simplemente tiene una conciencia que lo aferra a la sociedad y que quiere luchar por que todos seamos más justos…sabemos que a medida que lees esto,  ves más utópica nuestra futura profesión y nuestros fines, pero lo bueno es, que nostras no. No pretendemos cambiar el mundo, simplemente auxiliar a todos aquellos que lo necesiten y vivir con la felicidad de aquellos que la comparten con nosotros.

Trabajamos con personas y quizás no tendremos un salario muy alto, pero la mayoría de las veces nuestra almohada vive enamorada de nuestra conciencia tranquila y nuestra satisfacción es máxima, porque cuando alguien te da un abrazo, te olvidas de los billetes de más que no cobraste este mes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada